27/1/10

La vida sigue en Athboy


La ONU tiene una cierta y pequeña representación en un rincón irlandés del condado de Meath llamado Athboy, de unos 5.000 habitantes. Me refiero a cinco au pairs que vivimos aquí hace unos meses y que, además, nos hemos convertido en amigas: Valerie (Holanda), Morgane (Francia), Rabea (Alemania), Andreza (Brasil) y Carla (yo, España). Pensarán algunos que soy una exagerada al hablar de ellas como merecedoras de mi amistad pero, en cierto sentido, hallarte tan lejos de casa y sin tu gente cerca, te hace necesitar y buscar amigos/as. Y yo, por fin, las he encontrado.
Cada una tiene su host family, esto es, la familia con la que vive en Irlanda y de cuyos hijos se ocupa cuando los padres se ausentan (casi siempre por motivos laborales), mientras el fondo común sigue siendo aprender inglés y, por ende, vivir una gran experiencia en la otra punta de Europa (sí, exagerar me gusta). Los fines de semana aprovechamos para alejarnos un poco de la rutina diaria: levantar niños, vestirlos, darles el desayuno, prepararles el lunch, limpiar sus habitaciones y ordenarlas, planchar su ropa, ordenar la casa y hacer la colda y plancha, alimentar al perro (aquí todo el mundo tiene uno), pasar la aspiradora...En fin, todo. Sin embargo, de forma gratificante me he dado cuenta de lo rápido que puedo llegar a hacer todo eso en un día, con lo que fabrico mi propio espacio de tiempo en el que leo, veo la televisión y mis series favoritas en inglés y siguiendo la última temporada (ventajas de no tener que esperar el doblaje), camino y camino viendo ovejas, caballos y todo tipo de animales de campo, degusto cafés en la cafetería con chimenea situada en el centro del pueblo, etc. Todo esto, claro, con la lluvia como acompañante habitual.
Pero el viernes la cosa cambia: tras la cena a las 7 de la tarde, como tardísimo, y una buena ducha, quedamos en nuestro punto de encuentro: The Waxies, un pub de Athboy en el que la chimenea ameniza las veladas. Pintas los que las disfrutan y una copa de vino para una servidora dan sabor a las primeras horas de la quedada. Después, todo torna en lo típico: gente alcoholizada perdida tratando de no vomitar en pleno pub, babosos "tocaculos" dando por saco toda la noche...lo normal vamos. El sábado, más de lo mismo, normalmente con cena de chino take away antes de la salida nocturna.
Menos mal que los weekend son tan divertidos. Si no, no sé cómo aguantaría toda la semana de parloteo en inglés con niños muchas veces insoportables. Aunque, pese a todo, se les coge cariño.

3 cosita(s) que decir:

PABLO dijo...

Es importante que hayas encontrado un rinconcito en un país lejano, sin los tuyos y sin tu casa. Has encontrado tu sitio allí y eso está fenomenal. Ahora cuando piensas en los preparativos de antes del viaje y en los primeros días, a que no pensabas que todo iría tan bien y que encontrarías tu sitio?? No ves? TODO fluye y al final todo va sobre ruedas. muakkkk

Marcos Ortega dijo...

cuanto me alegro carli de que tengas amigibiris con als q salir! espero q aprendas muxo muxo inglés y sobre todo que hagas buenas amigas alas q poder visitar luego x europa jejeje

María Elena dijo...

ei mirando por internet blogs de au pair acabe en el tuyo y me gusta como cuentas tus aventuras !

yo me voy el 3 de marzo a media hora de Londres y claro aunque una este acostumbrada a moverse mucho lo de vivir en otra familia....pues da un poco de respeto jeje.

bueno ya iré leyendo tus historias.

bss

Elena