16/2/09

Otra vez por aquí


Tratando de concentrarme y de volver a tomar las riendas de la rutina, escucho una canción para no sentir tanto aburrimiento. Y pienso, y escucho, y me distraigo...y vuelvo a ser la persona más vaga que existe, la que últimamente ha querido adentrarse en mí.


Nunca pensé que la vida pudiera ser así. Jamás quise creer que todo terminaría en una Carla completamente diferente, aunque más feliz. Muchísimo más. Porque si de algo sirve darse cuenta de las cosas y madurar, es para saber quién tiene que estar contigo y te conviene, y quién debe desaparecer. Desaparecidos muchos y con nuevas incorporaciones al pequeño rinconcito de mi mundo, empiezo a observar un camino que realmente me gusta, que siento y disfruto a cada segundo.


Las clases, el trabajo, los amigos y todo lo demás, son una parte importante de mi vida y, al mismo tiempo, el mayor enemigo que puedo tener. Pero ahora sí sé diferenciar lo que merece la pena. El rincón se ha convertido en caramelo, dulce e inteligente.


Siento semejante tardanza en escribir, pero estaba haciendo chorradas varias. Ya he vuelto.


Saludos afectuosos a quien quiera leer mis reflexiones.

2 cosita(s) que decir:

PABLO dijo...

De eso se trata. De autenticidad. Y tú vas por ese camino. Y me alegro por ello, porque eso significa que sabes ver las cosas más allá del mundo material y de las fachadas y sabes mirarlo, no sólo con tus ojos, sino con el corazón. Ahora es cuando toca disfrutar carla, porque sabes ya lo que es verdadero y lo que no. Pasado ese trámite de encontrar la autenticidad en tu vida, lo que ésta te va a deparar ya sólo son risas y sonrisas. Yo como amigo tuyo que ya empiezo a sentirme me alegro un montón. muakkkkkkkkk

Marcos Ortega dijo...

BIEEEEEEEEEEEEEEN CARLIDA HA VUELTO BIEEEEEEEEEEEEEN

quiero irme de viaje a puntacana ya!