30/9/08

Aburrirse mola

Siempre me he quejado de lo aburrido que es no tener nada que hacer. "Qué rollo", "me aburro", "necesito hacer algo". Típicas frases durante el proceso de aburrimiento. Pero últimamente no hay nada que me guste más en este mundo que aburrirme. Qué placer estar en casa sin hacer nada, pensando en mí misma y sin escuchar sonido alguno, salvo la respiración que me invade.

Ay, lo que daría por aburrirme toda la vida, vagueando en mi casa, en el parque, en una piscina de agua ardiendo y sin nadie dentro salvo yo. Y, además, tomando helado de chocolate con una galleta gigante.

Me encantaría estar aburrida en este momento. Jopelines.

1 cosita(s) que decir:

Marcos Ortega dijo...

se sabe ya la nota? yo estos días he andado aburrido también por mi casa... me ha ayudado a reflexionar, pero creo que de momento he tenido suficiente, me hace falta un poco de acción de nuevo!