5/8/08

Una de coche

Situación: Rocío y Carla acaban de estacionar el coche en una calle de Las Rozas que está prácticamente vacía de coches. Es decir, es agosto, la gente no está, hay sitios de sobra. Espero que lo haya dejado claro.

A los 3 segundos aparece una cuarentona, pantalones blancos arrugados y pelo frito de tinte maloliente. Se acerca y espeta: "Me parece fatal, porque ahí cabría otro coche si lo aparcases bien. Viene en el carné de conducir".

"Señora", aclaramos, "hay sitio de sobra y no molesta".

A los 5 minutos la susodicha decide apuntar el número de matrícula A lo mejor quería llamar a la policía.


Qué malo es el aburrimiento, por Dios.

5 cosita(s) que decir:

PABLO A. dijo...

No sabes como llega a ser el aburrimiento en las viejas de los pueblos -o sí-. Esas si que son pesadas de verdad. Marujas y cotorras sin fronteras. Un saludo y que no se os lleven el coche, o al menos, que os dejen la gasolina, vamos digo yo.

Anónimo dijo...

¡pero con razón la señora!

carLi dijo...

Sí, razón. Razón asbsurda eso sí.

txïo dijo...

Jaja. Doy fe de lo ocurrido.
Y sí, yo sí que sé cómo son las viejas de los pueblos. xD

Te acuerdas de que dijimos que íbamos a dejar constancia de este hecho en el blog? Jaja.

carLi dijo...

Claro tía, te toca a ti hacer alusión al suceso en tu blog.

Lo espero:p