13/5/09

"En la cola del paro"

Esta tarde, a eso de las 3 y media, un profesor encantador (de verdad) ha preguntado dónde nos veíamos al terminar la carrera. Profesionalmente hablando, claro. Enseguida una chica ha dicho: "pues en la cola del paro". No hemos podido más que echarnos a reír tras escuchar semejante respuesta, pero yo no tengo ni mucho menos esa sensación.
A veces es necesario pensar en dónde acabaremos, si viviremos mejor o peor, aquí o allá...Pero para mí son asuntos de escasa importancia. Lo que realmente se aprecia es todo lo que te pueda hacer sonreír por las mañanas, te permita sentirte querida y formar parte de algo o alguien para quien eres importante; no me estoy refiriendo necesariamente a una pareja, faltaría más. Los amigos tienen que formar parte importante de nuestra vida, igual que la familia.
El caso es que yo no pienso demasiado en lo que será de mí al terminar, en si tendré dinero para algo que no sea sólo comer o si viajaré mucho trabajando.
Yo lo que quiero es sentirme llena. Y no creo que el trabajo me vaya a ofrecer algo así, por mucho que me guste.

4 cosita(s) que decir:

PABLO dijo...

Nos llenan otras cosas, pero no el trabajo. El trabajo tiene cierta importancia porque nos tiramos toda una vida trabajando y, por tanto, tiene que ser algo que nos guste. Pero lo que llena son las emciones de la pareja, los amigos, los viajes, un buen libro, una buena taza de té, un helado en Bajo Cero, una cerveza en mi Irish Rover....sigo?

Marcos Ortega dijo...

carlis menos mal que ibas a dejar un poco el blog de lado... jejeje
el caos es tener algo que te haga feliz, sea lo que sea...

txïo [patito-feo.es] dijo...

Qué curioso! Yo también iba a escribir algo sobre esto. Qué majo, el profesor. Ya sabes. Si tienes limones, haz limoná.

Marduk dijo...

Pues a mí sí que me preocupa. Prefiero no sentirme llena mientras me llegue un sueldo cada mes. Para esas cosas que no son nunca importantes: las facturas, el alquiler, los muebles a plazos del Ikea, etc. etc. etc. Muy llena no estaré, pero al menos seguiré por aquí.