28/12/08

No cuela

Día gris. El sol no se ha dignado a visitarme, pero quizá tampoco lo merezca. En ocasiones lo que uno necesita no le es concedido porque, precisamente y valga la redundancia, ya se le concedió en otras ocasiones: demasiadas . Y tal vez por eso cuando me he despertado y no he visto ni un solo rayo, he pensado en lo que tengo y lo que deseo, lo que anhelo y quizá nunca estará junto a mí.

La Navidad, dicen, es tiempo de paz, amor y tranquilidad. Pero las guerras no terminan, no tengo amor (no del de enamorarse) y mi tranquilidad es prácticamente inexistente. Así que, sintiéndolo mucho, no creo en estas fechas ni en su significado "mágico".

Yo, de momento, no me lo trago.



3 cosita(s) que decir:

PABLO dijo...

Una de las cosas buenas de volar es que cuando lo haces en días grises y nublados, al pasar esas nubes y subir a una altura de x pies, de repente aparece el sol y todo está despejado. Las nubes pueden ocultar el sol pero nunca hacerlo desaparecer. Nunca.

Marcos Ortega dijo...

Aiss carla, no son los días los que tinen magia sino nosotros los q se la ponemos...

El Gato Con Botas dijo...

"...no creo en estas fechas NI en su significado mágico".

PS: moahahahaha