4/9/08

Adiós


"Si no te duele la soledad es que no estás vivo", me dijo ayer un amigo. Quiso darme a entender que no tener compañía o tenerla porque sí, sin ápice alguno de interés por tu parte y la de tu acompañante, es una farsa absurda. Además, yo siempre he pensado que quien te abandona sin motivo aparente y decide romper sus lazos de amistad contigo, no te merece (quizá sea la explicación más fácil).

Se aprende a vivir sin la gente que un día estuvo apoyándote. Querer es poder y nadie es necesario para continuar.

Sin embargo, ojalá estas cosas no pasaran.

Ojalá.

1 cosita(s) que decir:

Marcos Ortega dijo...

Pero ten en cuenta que mejor estar solo que mal acompañado... quizás esto sea una respuesta fácil también... bueno, o quizás no. También hay que tener en cuenta que mucha gente no tiene el valor que hay que tener para estar solo, saberl, aceptarlo, disfrutarlo y no caer en la más absoluta de las desesperaciones. ¿No?