22/3/09

Aunque no me guste tengo que pasarlo, es necesario. Quizá mi camino sí tiene que ser así, a pesar de mi indiferencia o preferencia por cualquier otro modelo de vida. Así tiene que ser, supongo. Hoy es uno de los días en que más pienso(no es que normalmente no lo haga) y descubro y comprendo la realidad que me rodea; a menudo no soy consciente de nada hasta que no llega el escalón con el que tropezar.

Pero esta mañana todo es distinto, he madurado. Si pudiera un solo momento preguntar por qué todo lo que me sigue, cuándo va a terminar, dónde puedo esconderme para olvidar. Si fuera fácil...

Mirando al cielo, más azul que de costumbre, veo que soy libre y que, una vez más, puedo elegir mi autovía. No tengo que seguir a nada ni a nadie porque ni siquiera hay alma alguna que quiera guiarme o estar conmigo: preocuparse de mí. El egoísmo es cada vez más abundante y es mejor estar sola, tener una buena independencia sentimental.

¿Por qué a mí me cuesta tanto encontrar mi "media naranja"?. Puede que yo esté hecha para vivir sola, ser uno de esos espíritus libres que jamás se atan a nadie, bien por miedo o simplemente consecuencia de su poco atractivo. Pero sea como sea, hoy ha sido una mañana diferente.

1 cosita(s) que decir:

Marcos Ortega dijo...

aiss carlida que bobadas, siempre hay un roto apra un descosido, pero mejor solos si... siempre así :)